En el Centro de Rehabilitación de Fundación Alter Ego, las terapias de Kinesiología se enmarcan dentro de la Rehabilitación Física y Funcional de niños y jóvenes con daño neuromotor, y son un apoyo clínico para el tratamiento integral que busca mejorar su calidad de vida.

Se utilizan técnicas de acuerdo a las necesidades individuales del paciente, que varían según edad, tipo de lesión, severidad del cuadro, capacidades remanentes y ambiente en que se desenvuelve.

La terapia motora permite evitar las contracturas permanentes de los músculos espásticos o agonistas, desarrollar el tono y fuerza de los músculos antagonistas, inhibir los reflejos posturales extensores primitivos, evitar la formación de patrones motores anormales en la corteza motora y promover posturas y movimientos fisiológicos.

El objetivo de la terapia es evaluar el desarrollo motor de cada niño y su desviación de lo normal; mantener y mejorar las capacidades que el paciente posee; prevenir y corregir alteraciones músculo – esqueléticas y posturales; favorecer el logro de conductas motoras funcionales y la integración y autovalencia del paciente.

Además, el equipo de Rehabilitación Física y Funcional realiza asesoramiento en la terapia de alimentación en conjunto con el equipo de Fonoaudiología; evalúa periódicamente la postura de los pacientes en la sala y asesora a la familia en relación a la terapia y manejo del niño en el hogar.

En la actualidad, las líneas de manejo más difundidas desde el punto de vista de la terapia física son: la terapia de neurodesarrollo de Berta y Karel Bobath y la terapia de locomoción refleja desarrollada por el Dr. Vaclav Vojta, ambas utilizadas en la rehabilitación.

En Fundación Alter Ego contamos con profesionales especializados en las técnicas antes mencionadas, teniendo formación de post-título en el área de neuro-rehabilitación y acreditados como especialistas en Neurokinesiología por el Departamento Nacional de Acreditación de Kinesiólogos Especialistas (DENAKE).